Cómo escribir descripciones: 5 pautas importantes

Cómo escribir descripciones

Hay un asunto donde estoy trabajando actualmente en mi formación como escritora:  cómo escribir descripciones. Parece mentira que algo que damos como muy sabido, cuando lo vemos desde el punto de vista literario, es todo un mundo.

 

«No me digas que la luna está brillando; muéstrame el destello de luz sobre vidrios rotos.»

Antón Chéjov

¡No me lo digas, muéstramelo! Suena fácil, ¿no?. Pues para mí quizás es lo más dificultoso de la escritura.

Descripción literaria=Mostrar con palabras

Hacerte disfrutar de esa taza de té, percibir el olor del pasto verde o a sangre fresca, tan solo con mis palabras, es todo un reto y soy consciente de que es el punto donde más tengo que trabajar si es que quiero llegar a ser una buena escritora.

Hoy me apunto y te comparto algunas de las pautas que he aprendido, hasta el momento, gracias al libro Escribir Ficción de Gotham Writers’ Workshop, de cómo escribir descripciones.

1- Explota los 5 sentidos. 

 

Según Chris Lombardi: Para llevar al lector hasta tu mundo ficticio necesitas ofrecerle datos para todos los sentidos. Es importante usar  detalles sensoriales para apoyar a las frases más generales o a las descripciones más abstractas.

No te límites a escribir cómo se ve, o qué se escucha en X escena, atrévete además a decir a qué huele, ofrece al lector la oportunidad de imaginar qué sabor evocaría, sí estando dentro de tu escena, se pasara la lengua por los labios o el tacto de algún detalle significativo de tu escenario.

 

¡Ojo! Tampoco te excedas, no te vallas al extremo de introducir elementos de los 5 sentidos en todas tus descripciones. Se juicioso a la hora de utilizar este recurso y sobre todo, no pierdas tu esencia.

 

2. No abuses de los adjetivos 

Adjetivo: Clase de palabra que acompaña al sustantivo para expresar una cualidad de la cosa designada por él o para determinar o limitar la extensión del mismo.

Adverbio: Palabra invariable que modifica a un verbo, a un adjetivo, a otro adverbio o a todo un período; pueden indicar lugar, tiempo, modo, cantidad, afirmación, negación, duda y otros matices.

Es muy frecuente ver como muchas personas, dentro de las que me incluyo, entienden como descripción la utilización de adjetivos y de adverbios. Pareciera que estos nos ayudan ilimitadamente a la hora de describir, pero aunque sí son nuestros aliados, si no sabemos utilizarlos, pueden convertirse en el peor enemigo de nuestros escritos.

En resumen, tenemos que dosificar el uso de los adverbios y de los adjetivos si es que queremos la perfección a la hora de escribir descripciones.  Utiliza sólo aquellos que transmitan exactamente lo que queremos dejar claro en el lector. Cuestionemonos si dicho adjetivo u adverbio  aporta realmente algo al texto.

No significa esto que no los utilicemos, sino que, lo dosifiquemos y hagamos usos de ellos sólo cuando sea realmente necesario.

3- Elige bien tus detalles significativos

Según Anton Chéjov la definición clásica de lo que compone un relato es: «La narración casual de una experiencia nuclear de la vida cotidiana transmitida con detalle inmediatos y significativos».

 

Un detalle significativo  hace lo que dice hacer: narra la esencia de lo que se esta describiendo.

 

Al final es importante elegir bien los detalles de tus descripciones. Identifica cuál es el detalle significativo que quieres mostrar y descríbelo. Tienes que tener bien claro que el objetivo es mostrar ese detalle y que el lector al final del texto le quede claro  qué es lo que querías mostrarle. No te excedas describiendo, arriesgándote a ahogar al lector en palabras y palabras de descripción vacía.

Por otro lado, no seas tacaño a la hora de describir. En este punto es donde yo suelo pecar. Creer que porque yo sé de qué o quién estoy hablando el lector ya debe interpretarme  y ahorrarme así  parte de la descripción. No es describir, es saber hacerlo.

 

4- Amplía tu vocabulario

¿Qué tamaño tiene tu vocabulario? Aunque no quieras pavonearte utilizando palabras elaboradas, es bien cierto que como escritor es importante ampliar tu elección de posibles vocablos. Es mejor conocerlas (las palabras) y no necesitarlas, que necesitarlas y no conocerlas. Para ello lo idóneo es leer mucho y además bastante aconsejable  tener  a mano un buen diccionario, ya sea en formato físico u online.

5- Observa

Lo primero que debemos hacer antes de describir es observar. Es imposible poder describir algo que no conocemos. Si quieres mostrar algo debes saber todo sobre ese «algo». Así que tu misión antes de describirlo es identificar qué es, cómo es, por ejemplo si hablamos de una persona (qué siente, a qué huele, qué le motiva, de dónde viene), si es un personaje de fantasía, crea las respuestas. Este consejo aplica tanto si lo que quieres describir es una persona, un paisaje o una experiencia. Antes, observa.

Espero que estos apuntes te sirvan de ayuda en tu proceso de aprender cómo escribir descripciones tanto como a mí. Sé que tengo que practicar mucho, pero al final, lo lograré.

¡Besos!

2+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *